Velocidad de disparo

Es la medida del tiempo durante el cual el diafragma de la cámara digitial permanece abierto permitiendo la entrada de luz.

El número utilizado para indicar la velocidad de disparo es el correspondiente a la fracción de segundo. Por ejemplo, una velocidad de 250 implica que la apertura del diafragma se mantiene por una fracción de 1/250 seg.

Al igual que en el caso de la apertura, los pasos de velocidad corresponden a duplicar o tomar la mitad de cantidad de luz, pero en este caso la cantidad de luz es directamente proporcional al tiempo de apertura. Las velocidades más comunes son 8; 15; 30; 60; 125; 250; 500; 1000; 2000.

Cuanto menor es el número de la velocidad (mayor tiempo de exposición) mayor es la posibilidad de que la foto salga "movida", dado por la vibración natural de la mano. Se recomienda utilizar como mínimo una velocidad de 60 (1/60 seg). Para velocidades menores será necesaria la utilización de un trípode para sostener la máquina. Existe también la funcionalidad de estabilización de imágen, que intenta minimizar este problema por medio del uso de técnicas de procesamiento digital al momento de la toma o en forma mecánica.

Es recomendable, a la hora de elegir una cámara digital, que la misma cuente con estabilizador de imagen.

©2017 ElegirElectronica.com  Aviso legal  Política de privacidad   Publicite aquí   
Este sitio esta optimizado para una resolución horizontal mínima de 1024 píxels

Creative Commons License

Valid XHTML 1.0 Strict

¡CSS Válido!